Con la tela de tu vestido, sobre todo el encaje y aplicaciones, podrías hacer ropa de cama como por ejemplo un edredón bordado, fundas de almohadas decorativas, faldón de cama o una mantita para tú bebe.