Puedes prestar o alquilar tu vestido de Novia a tu hermana, amiga, prima o conocida.
Así ayudaras a otras novias que están con el presupuesto ajustado. No olvides pedir que te lo devuelvan limpio.